Tan suave como la piel de tu bebé

Entendiendo la piel de tu bebé.

Todos conocemos la frase ‘tan suave como la piel de un bebé’, y a muchos nos gustaría tener la piel así de suave, pero si supiéramos cuán delicada es la piel de un bebé, tal vez lo reconsideraríamos. La piel del bebé es sensible, muy sensible. Es un 20 a 30 por ciento más delgada que la de un adulto1, y debe ser tratada con mucho cuidado. De hecho, puedes dañar accidentalmente la piel del bebé usando una toalla áspera. 5

Envuelve a tu pequeño en algodones.

La piel del bebé tiene en la superficie un PH ligeramente superior al de un adulto2 y es particularmente sensible. Cuando elijas un producto de cuidado para la piel para tu niño es recomendable evitar aquellos que contengan detergentes fuertes u otros químicos agresivos, que puedan irritar su piel.

Debes elegir productos y marcas confiables, que hayan sido clínicamente probados, y que sean calmantes, sin perfume y libre de colorantes, conservantes y antisépticos3. Si estás preocupada por la irritación, o si sospechas que tu bebé puede tener los síntomas de alguna enfermedad en su piel, consulta a tu médico o a un profesional de la salud.

[Fuentes]

  1. Stamatas, G.N., Nikolovski, J., Luedtke, M.A., Kollias, N. and Wiegand, B.C. Infant skin microstructure assessed in vivo differs from adult skin in organization and at the cellular level. Pediatr. Dermatol. 27(2), 125–131 (2010).
  2. Hoeger, P.H. and Enzmann, C.C. Skin physiology of the neonate and young infant: a prospective study of functional skin parameters during early infancy. Pediatr. Dermatol. 19(3), 256–62 (2002).
  3. Atherton D and Mills K. What can be done to keep babies' skin healthy? RCM Midwives 2004 Jul;7(7):288-90.

Entendiendo los efectos del pañal

Los efectos por el uso del pañal son más común de lo que tú crees.
Descubre cuáles son, cómo tratarlos y sobre todo cómo puedes prevenir que tu pequeño los sufra.

Contacto de la piel con el pañal: ¿Qué puede pasar?

Puedes notar que la piel de tu bebé se inflama, se vuelve roja y sensible en el área que está en contacto con el pañal: alrededor de la colita, en los muslos y en los genitales. También puedes notar cambios en la conducta de tu bebé: puede estar de mal humor y más molesto que de costumbre, especialmente mientras le cambias el pañal. Incluso puede quejarse o llorar si le tocas o le lavas el área que está en contacto con el pañal.1

No hay de qué preocuparse. Es muy común entre los bebés. La piel del bebé es extremadamente sensible, pero se puede proteger fácilmente con Bepanthen®.2

¿Cómo sucede?

La causa más común de los efectos del uso del pañal es porque estos están húmedos y en contacto con tu bebé. La humedad de la orina es un poderoso factor que afecta la piel, y sumando la fricción del pañal y las enzimas que se encuentran en las heces de los bebés sanos, se genera un ambiente perjudicial para la piel de esa zona.3,4

El contacto con los contenidos del pañal eleva el PH de la piel del bebé; el aumento de la fricción entre los pañales, la delicada piel y la irritación ocasionada por las enzimas que se encuentran en las heces son los principales causantes de las afecciones de la piel en el área del pañal, combinadas con el ambiente cálido y húmedo que se genera en los pañales es fácil de entender por qué el daño a la piel es prácticamente inevitable. Una vez que la barrera protectora de la piel se daña, puede llevar a la dolorosa irritación roja que los padres tanto temen.5,6

¿Cómo mantener en buen estado
la colita de tu bebé?

Si encuentras que la piel de tu bebé en la zona del pañal está afectada, estos simples pasos pueden ayudarte a tratarla y hacer que tu niño vuelva a sonreír.

Enjuaga el área afectada con agua tibia.
Obviamente esto ayudará a mantener a tu bebé limpio, pero asegúrate de realizar este proceso cada vez que cambias el pañal. De lo contrario no protegerás su piel. Es preferible utilizar sólo agua de la llave, pero si utilizas jabón, asegúrate de que sea suave y úsalo sólo después de una deposición. El uso excesivo del jabón puede interrumpir el proceso de restauración.7

Protege la piel con una crema como Bepanthen®, en cada cambio de pañal.

Escoge las toallitas adecuadas.
Evita las toallitas que contengan alcohol o fragancias. Si crees que una toallita molesta a tu pequeño, intenta utilizar agua de la llave o con una toalla suave de papel o un paño suave.

Expón la piel de tu bebé al aire.
Deja que tu bebé utilice el pañal flojo así el aire puede circular. Mientras esté durmiendo, quítale el pañal y acuéstalo sobre una toalla. Permitiendo que el área se seque reducirás los riesgos de desarrollar una infección por hongos.8

¿Cómo proteger la colita
de tu bebé?

Los efectos en la piel asociados al pañal son muy comunes, y sin importar las precauciones que tomes para asegurarte de que tu pequeño esté lo más cómodo posible, hay ciertas instancias en las que no puedes proteger la piel de tu bebé.

Sin embargo, puedes tomar ciertas medidas para minimizar el riesgo de que tu bebé desarrolle este incómodo problema. Asegúrate de cambiar los pañales con frecuencia, utilizando agua para limpiar el área de pañal de tu bebé cuando lo haces. Aplica una crema como Bepanthen en cada cambio de pañal y deja que tu pequeño ande sin pañal por un corto período cada día.